martes, 20 de marzo de 2012

GUSMAR ME CONMUEVE... SON SUS LINEAS...

No, poeta no, atormentado por los laberintos del tiempo... Azotado por las agonías de los caminos... Cansado de la distancia que me separa del hogar...



No, escritor no… ¡Cobarde! Que intento escapar de mis agonías disfrazándome de mundos, de tramas, de vicios e historias…



Condenado a respirar aire que no me pertenece, a soñar ilusiones que no alcanzo… Condenado a vivir prestado, a caminar pausado… Condenado… A luchar para desconocer lo que conociendo desconozco, a librarme de las libertades que con libertad me esclavizan… No, poeta no, escritor no…



Atormentado, por las muertes que me amenazan, por la vida que se extingue… Por las memorias frágiles… Por no querer ser olvidado… Condenado por tormentos… Atrapado por abismos…



Como peregrino siempre andando, con esa sed que no se sacia sino es con un abrazo en el hogar… Sed que gime con letras, que sangra sobre hojas que voy desechando, como recuerdos que se van disipando…



Extranjero, con espejismos que respiran la fuerza que voy perdiendo… Mi mirada cansada… No se a dónde mirar, no se si quiero mirar… Confuso es el horizonte, tanto que duele, tanto que voy doliendo…



No, combatiente no… Me falta valentía, me faltan fuerzas… Sólo me escondo… Sin refugios, me escondo… Sin fortalezas, me escondo… Mi santuario es un camino que me va alejando de los combates… Mi santuario, ni siquiera es mío… No tengo nada, todo lo suelto, todo me suelta… No, poeta no; no, escritor no… No, combatiente no…



Incompleto, inconcluso… Sin comprender ni comprenderme… Dibujando con letras mis agonías, torpemente, marcado por las dudas… Vencido por el tiempo… Siempre voy perdiendo… Siempre perdido… Cansado y ausente, queriendo encontrarte... Al encontrarte tal vez seguiría cansado y ausente, atormentado, condenado; pero estaría en tus brazos...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.