martes, 11 de septiembre de 2012

De nuevo yo... The Queen. Septiembre cada uno de tus días tiene un significado para mi: amor, revivir, sentir... lo peor es que entre todas estas emociones la única que sobresale es la inmensa necesidad de extrañarte. Es increíble como extrañas un mensaje de texto, una canción dedicada a ti, una llamada que duraba horas, un escrito que decía mi nombre en cada letra y solo yo podía leerlo,plasmado por alguien que me amo, las noches aprendieron a sentirlo y los días a desearlo, después de besarlo descubrí que sería imposible olvidarlo porque me aferré a su sabor, me aferré a dulzura. En este mes la tristeza me invade por no tenerlo, pero la alegría de saber que ese amor fue mio me llena de una sensación que en ocasiones me sabe a victoria, otros me sabe a gloria, algunos de esos días son lluviosos lo que me hace salir a la ventana y buscar la luna, la misma que él puede ver, la misma que lo inspira, la que no encuentro. Este mes me hace desear ser niña y jugar de nuevo con el agua corriendo tras él con un sonido particular, el sonido de su sonrisa, la alegría que de niños sentimos en una tarde de juegos que veinte años mas tardes se transformó en pasión en un lluvioso momento de pasión que no duró tanto, pero fui dueña de sus besos. Lo recuerdo. Fui dueña de él en esos momentos, fue mio con un tierno, suave, sincero, corto pero esperado beso.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.