domingo, 6 de noviembre de 2011


Cumplí años y por primera vez la sensación es diferente, no puedo excluir la felicidad entre este mar de sensaciones, pero es extraño que tenga confusiones. Tenia miedo de pensar que a esta edad era una mujer normal, casada, enamorada, realizada, pero no es así, he acumulado un montón de sinsabores que hacen mi carga mas pesada que de costumbre, mas triste que cualquiera de mis etapas de vida, mas solitaria que nunca y es muy raro porque tengo mas gente a mi alrededor que otros años.


Mis labios cansados de recibir besos falsos empiezan a identificarlos, mi piel humillada al ser tocada con falsedad empieza a rechazar, mi mente fatigiada de pensar empieza a no importarle los por qués, mis deseos rebeldes ya por ser amurallados empiezan a tomar el control, mis pies aburridos de tomar la misma vía empiezan a buscar atajos, mi sed harta de no ser saciada empieza a embriagarse, mi moral cansada de ser defraudada empieza a volverse vulgar.


Descubrí que no soy la misma, al actuar, hasta YO que quedo impresionada, he dejado de negar y ocultar mis ganas, pero hay dias en los que busco tomar ventaja dejar que sean ellas las que me digan como actuar... y me agrada. Dejo que ellas me digan que hacer solo porque me han dado mas satisfacción que al vivir encerrada. El amor, incluso él tiene un nuevo significado, hace años recuerdo con una sensación tan profunda llena de mucha decepción que me enamore sin condición. Renuncié mi vida y maté mi YO, me dí, y recibí... Gritos, maltratos, golpes, humillaciones... y mas. Decidí buscar el amor, sentía que merecía un poco, y recibí mucho sin reclamarlo, me hace feliz, me da y no me pide, es extraño porque lo siento mio y no me pertenece, en realidad es como si mi dignidad al regañarla ya no obedece, se canso de ser recta y prefiere esto que estoy viviendo.


No tengo la capacidad de renunciar a mis deseos, no tengo fuerzas para doblegar ni alejar el mal... ¿O es que es bueno lo que vivo? no puedo clasificarlo o ubicarlo dentro de los estándares de la sociedad, de la vida, ¿Te comenté que no me siento parte del estándar? es compleja esta sensación y en realidad te lo agradezco, me gusta sentir y definitivamente toda esta reflexión la hice y descubrí que por ti siento ALGO. LCJ

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.