lunes, 20 de octubre de 2008

MAS PARA GRITAR...AYER SOÑE CONTIGO
Toqué tu cuerpo caliente debajo de las sábanas
reconocí cada centímetro de él, percibí tu olor,
mi corazón se aceleraba, te desperté y decidiste abrazarme,
tu nariz buscaba mi pecho, y tus manos calentaban mi cuerpo frío, era de madrugada había un silencio absoluto,
mis brazos buscaban desesperados tu respuesta después de rodearte con fuerza,
mis ojos testigos de cómo tu y yo nos uníamos en una sola sintonía,
me di la vuelta para sentir en mi espalda tu barba
Tu ojos cerrados me miraban y respondías a mi oído en voz baja
cada suspiro que se me escapaba,
por segundos creí estar desmayada cuando de nuevo tu voz me alertaba que tu allí estabas,
a mi lado, esperando terminar cada estrategia al amar,
no para disfrutarlo, no para evaluar el resultado
sino para iniciar otra batalla de amor con una nueva arma.
Cuando decidí abrir los ojos para tocarte, me guiaste para que me sentara,
la cama estaba húmeda y decidimos que entre los dos podíamos calentarla,
te sentaste frente a mi, tocaste mi cara, me besabas, y mi piel temblaba,
nos abrazamos hasta sentir que nuestra piel se fundía y dejabas de ser tu… y dejaba de ser yo…
Me quitaste la poca ropa que tenia, y mirabas mi cuerpo escuché que suspirabas, llamaste a Dios para que te explicara dónde estaba yo en tus vidas pasadas.
Te seguí y descubrí tu espalda, tu pecho, y cerré los ojos para sentirte mas allá de las ciegas miradas,
demostrarte mi deseo de amarte cuando me di cuenta que no era solo yo
La que deseaba tu cuerpo, y entregar de nuevo el alma.
Acariciaste mi cabello, con tus dedos lo peinabas
Sentí calor, calor por tu fuego, el que siempre me quemaba…
De repente empecé a sentirte mas allá de la piel,
Mas allá del alma, tu gozas de mi pues mi cuerpo es tuyo
Yo gozo de ti pues tu estas en el, tu lo invades a tu gusto
Y yo amo que lo hagas… empecé a sentirme agotada,
Amarte es un placer pero deja mis energías fatigadas
Porque siempre que puedo amarte te doy todo de mi
Porque se descubre mi alma… ahora si era verdad me desmayaba
Y cuando me aparte de ti para despertar de mi inconsciencia
Te buscaba entre las sábanas te buscaba y te tocaba
Grite en tus brazos mas de una vez y te busqué
Esa es la parte fea del relato, desperté y descubrí que era un sueño
Lo peor de eso es que estabas tu, en mi sueño si pero no en mi cama…
Te soñé una vez mas… una vez mas pude sentirte
Fue testigo mi almohada, no eras tu no era yo
Era mi alma desesperada, acostumbrada a tu cuerpo quien de noche te llama
Una vez mas te soñe

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.